Digital clock - DWR

lunes, 12 de mayo de 2014

Manguala se escribe con M de mermelada

Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse.
Francois de La Rochefoucauld

Manguala: Según el DRAE, es un colombianismo y se define como: Confabulación con fines ilícitos.

Desde la semana pasada ha pululado en todo el país la cultura de la desinformación y el caos. Una cultura propia de las dictaduras. Las dictaduras tienen dos opciones para lograr un único fin. El éxito de sus fechorías se basa en la complacencia de unos pocos, en la confusión de otros y en el miedo infringido en el resto. Esas dos opciones que menciono son: el soborno y cuando éste no funciona, se aplica la segunda opción; la violencia.

En Venezuela, que debería convertirse en nuestro referente inmediato se presentaron los dos sucesos. En los inicios de Chavez, hubo plata para todo...y todos andaban felices; cuando el dinero se acaba, empieza la violencia. Es cuando se empiezan a cerrar los medios informativos, cuando se empiezan a expropiar los bienes de los ciudadanos de bien, cuando se expulsan multinacionales, cuando el gobierno siembra el dolor y la muerte. La actual realidad de los venezolanos.

Acá en Colombia, estamos a puertas de esta realidad. Y no nos damos cuenta o no nos queremos dar cuenta. Hoy  Santos, (que no ha querido poner la cara para responder por la denuncia hecha en su contra por los US$12 de los delincuentes hermanos Comba) ha logrado manejar a punta de mermelada: las cortes, los mandos militares, la fiscalía, los medios de comunicación, etc. Todo gira bajo sus órdenes directas. Órdenes maquiavélicas que lo único que buscan es su reelección y el establecimiento del castrochavismo en Colombia.

Somos un país de desmemoriados, de indiferentes o de miedosos. No se cual de las tres características o sí es una mixtura de ellas tres. 

Olvidamos todo el mal que hizo la guerrilla asesina de las farc, cuando Andrés Pastrana le dio las alas a estos sinvergüenzas en el Caguan.  Ellos eran dueños de tres cuartas partes del país, andaban como Pedro por su casa. Olvidamos la complicidad de Chavez y de Correa refugiando a los guerrilleros.

Nos volvimos indiferentes ante los asesinatos de policías y militares, ante las tomas de la guerrilla en el Cauca, Putumayo y Huila. 

Nos volvimos miedosos."mijito, mejor quédese callado; no vaya a ser que le hagan daño."

Y todo eso lo sabe Santos. Sabe que nosotros como pueblo nunca nos levantaremos en su contra. Que aquellos que nos atrevemos a hablar, terminaremos señalados y repudiados como enemigos de la paz, como guerreristas. Nos levantamos una vez, gritando NO MAS FARC; y fuera de ser un espectáculo bonito para tomar fotografías aéreas...esa vaina no sirvió para nada.

La manguala de Santos le resultó. Hoy todos hablan del famoso hacker de la campaña de Óscar Iván Zuluaga. Todos vieron a la cuasiperiodista Vicky Dávila entrevistando al bandido de JJ Rendón en su apartamento de Miami. Todos se rasgan las vestiduras porque Francisco Santos publica en Youtube, la razón por la que votará por OIZ y no por Santos. Se rasgan las vestiduras..."eso no se hace con la familia". Somos tan manejables por los medios que si ellos se escandalizan, nos escandalizamos nosotros. Aprovecho hoy para decirle a mis hermanos, primos y amigos que si alguna vez me ven delinquiendo... por favor... denuncíenme, acúsenme, mándenme para la cárcel... no se frenen por nada del mundo. La justicia y la verdad no puede depender del grado de consanguinidad y afectividad de los demás. Recuerdo en este momento, la señora que llevó  a su propio hijo a la policía para que lo encerraran y lo llevaran preso porque había matado a otro muchacho. Esa es la única lógica. Yo no puedo escandalizarme porque alguien de mi familia me denuncie si yo obro mal.

Ahora resulta que Juan Manuel debe ser más santo que su apellido. Es el sufrido. el agredido. El que desea la paz para los colombianos. Sale hoy el guerrillero de Santrich  a decir que están a cuatro párrafos de lograr el acuerdo sobre el tema del narcotráfico en la vigésima quinta reunión de estos sinvergüenzas con los inútiles dirigidos por Humberto de la Calle. 25 reuniones mamando gallo al gobierno y ellos mamando ron. Gracias Señor Presidente que grandes esfuerzos está haciendo por la paz del país.

Óscar Iván Zuluaga ya lo dijo: "Una semana de plazo para las farc para que cesen toda actividad criminal: Se les acabó la guachafita. Zuluaga Presidente. A ésto le teme Santos, le teme la guerrilla, le teme el títere Maduro y le temen los hermanos Castro. Le temen a que suba al poder una persona que le ponga fin a este circo. Pero, como Zuluaga repuntó en las encuestas y Santos se fue para el piso. La única estrategia válida era crearle un montaje como el que presentó ante los medios. Yo estoy convencido que Santos tiene infiltradas todas las campañas. Hoy fue Zuluaga. Pero si quien repunta en las encuestas llega a ser Martha Lucía, o Peñalosa (Dios nos libre del proabortista, pro matrimonio gay y pro legalización de la droga) cualquiera de ellos dos sea... saldrá un escándalo igual.

Aplaudo al Dr. Álvaro Uribe Velez por no querer seguirles la parodia al fiscal Montealegre, marioneta de las farc, a Santos, a RCN, a CARACOL y a todos estos payasos. El fiscal y el vicefiscal están impedidos para investigarlo. Cualquier investigación sería una nueva jugada del castrochavismo para enlodar más su nombre y la campaña del Centro Democrático.

Como lo dije en mi artículo anterior Santos, olvídese, no le va a salir ni una. La única herramienta que tenemos nosotros son las redes sociales hasta que el hijo de alta alcurnia (Vargas Lleras) y enemigo de gamines se le ocurra una ley para limitar el internet. No nos quedemos callados. No comamos cuento. No nos dejemos confundir. Iniciaba este artículo (como es costumbre) con una frase célebre. En este caso de Francois de La Rochefoucauld. No sabemos lo que deberíamos saber (las conversaciones de la Habana, la plata de los Comba); sabemos mal lo que sabemos (proceso de paz con impunidad; guerrilleros en altos cargos del estado) y sabemos lo que no debiera saberse (aquí el malo del cuento es Uribe que es un mal perdedor y solo quiere figurar).

Cada vez más manguala...
¿Dónde comprará la mermelada, Santos, que le alcanza para tanto y para tantos?... NO ME CREAN TAN AGUACATE