domingo, 3 de mayo de 2015

¡8000 veces idiota!

"Los tiranos se rodean de hombres malos porque les gusta ser adulados y ningún hombre de espíritu elevado les adulará".
Aristóteles.

El 8000 es un número que irremediablemente siempre nos llevará a recordar al que creíamos era el peor presidente  del país; superando al mafioso y gago de Turbay Ayala, al politiquero de López Michelsen o al poeta de Bélisario. Indudablemente el 8000 nos lleva a recordar a Ernesto Samper Pizano, el presidente del narco cartel de Cali. Presidente que duró sus cuatro años petaqueándose el país y tratando  de defender lo que nunca fue defendible. Este deshonroso primer puesto se lo quitó  a Samper, la "maravilla" de Juan Manuel Santos. El actual presidente de los colombianos tiene un aliado peor que él cartel de Cali. El aliado de Santos no es solo el cartel de narcotraficantes más grande del mundo sino que es el grupo terrorista, asesino y más descarado  del planeta. El aliado de Santos es el grupo terrorista y delincuencial, farc.  Esta alianza unida  a la mermelada  repartida  por este gobierno hace de Santos el peor y más vergonzoso habitante de la Casa de Nariño.

El país está reaccionando. La oportuna y muy decidida acción de las directivas de RCN dejando  la dirección del noticiero  en Claudia Gurisatti ha permitido que los colombianos no estén tan desinformados como antes. La gran encuesta contratada por RCN radio y televisión, la FM y Semana muestra la imagen real y desfavorable del presidente. El país no cree en su proceso de paz, el país se dio cuenta de la burla de las farc,  el país se ha dado cuenta del manoseo presidencial y de la pasividad (para mi  es complicidad)  del presidente ante las ordenes de la mesa de Cuba.

Claro está que salen tipos que se dicen ser profesionales y periodistas para tratar de distraer.  Un tipo que debe tener mucha plata, que debería tener herencia de buen escritor como lo fue su padre en su mejor época; resultó heredando la estupidez y maldad de su tío expresidente. Yo no soy periodista. Admiro mucho a aquellos que desempeñan su profesión de manera sería, responsable e imparcial. Esas tres características tan importantes para un comunicador brillan por su ausencia en Daniel Samper Ospina que resultó ser 8000 veces más idiota que su tío y escribe una columna en Semana (no podía ser en otro lado) tratando  de tener su toque  de humor ( tan lejano al humor de su padre) y con base en una película, saca una columna contra el Dr. Uribe destilando su cobardía, ignorancia y servilismo. Diciendo que los colombianos somos masoquistas al opinar y lograr que la imagen de Uribe ascendiera al 57% mientras la de Santos bajaba al 29%. No me pregunten detalles del artículo de este tipo porque no lo leí en su totalidad. Pero es imperativo ver que peligrosa puede ser la pluma de un periodista. Este blog es uribista, yo soy uribista, yo no tengo porque sesgar políticamente mi visión sobre las cosas; pero un tipo como Samper si; el sí lo debe hacer porque el es periodista yo no, yo soy un tipo que hace parte de los miles de colombianos de a pie, sin trabajo, en el diario rebusque pero  a gran diferencia de tan sonoro columnista; yo si tengo gran sentido ético y patriótico.

Pónganle cuidado a las cifras que saca la encuesta:

  • 68 de cada 100 colombianos piensa que la imagen del presidente es desfavorable.
  • 72 de cada 100 colombianos rechazan la gestión del presidente.
  • 77 de cada 100 colombianos piensan que las cosas van por mal camino.
  • 81 de cada 100 colombianos afirma que el presidente no ha cumplido con sus promesas de campaña.
  • 85 de cada 100 colombianos se sienten inseguros en sus ciudades.
  • 83 de cada 100 colombianos rechazan el manejo de este gobierno a  nivel: justicia. 
  • 80 de cada 100 colombianos rechazan el manejo de este gobierno a  nivel: salud.
  • 77 de cada 100 colombianos rechazan el manejo de este gobierno a  nivel: desempleo. 
  • 73 de cada 100 colombianos rechazan el manejo de este gobierno a  nivel: paz.
  • 69 de cada 100 colombianos no creen en los diálogos de paz.
  • 89 de cada 100 colombianos quieren que los guerrilleros paguen penas de cárcel. 
  • 79 de cada 100 colombianos quieren que los guerrilleros no participen en política.

Y mientras que la encuesta muestra que la imagen favorable del presidente baja de un 43% a un 29%; la imagen de Álvaro Uribe Vélez sube del 41% al 57%. Hay que destacar que antes de ese 41% en noviembre del 2014, la imagen del hoy Senador estaba en abril del 2014 en un 57%. El bajón a ese 41% se debió al anuncio ramplón y populista de las farc sobre el cese unilateral del fuego que nunca cumplieron y que la gente les creyó.

Entonces, a los resultados de la encuesta, toca preguntarle al personajillo de Samper (recuerden, estoy hablando del sobrino): ¿será que eso de defender lo indefendible es hereditario? El título de este artículo me lo sugirió esta mañana una amiga twittera cuando en un grupo de discusión en el que participo, alguien propuso que leyéramos el artículo de este "periodista". 

Concluyo solo diciéndole a este señor (que representa a un jurgo de columnistas enmermelados) que yo prefiero ser 1000 veces masoquista a 8000 veces idiota.

Pueda ser que lo que estemos viendo sea el principio del final del circo. Los colombianos reaccionan y los que están adulando al presidente son cada vez menos. Bien lo dice Aristóteles con la frase que inicié el artículo de hoy.

Samper diciendo que Colombia es un país masoquista... ¡No me crean tan aguacate!