viernes, 7 de agosto de 2015

El pueblo se manifestó

"La democracia es el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo".
Abraham Lincoln


Se cumplió la cita. 

En más de 20 ciudades del país. Gente como usted y como yo salimos a protestar. A gritarle a las farc y a su comandante en jefe (si,ese que vive en la Casa de Nariño): ¡NO MÁS! ¡BASTA YA!

En Bogotá estuvimos más de 20.000 personas y en Medellín pudieron doblar esta cifra. Esta marcha convocada por el pueblo; sin ayuda de medios de comunicación, sin mermelada, con el voz a voz que se hizo en redes sociales; fue apabullante. En Bogotá pasamos de los lánguidos 200 o 300 de siempre a una marcha que se extendía por más de doce cuadras. La Plaza de Bolívar se llenó y retumbaron en sus cuatro esquinas no los tatucos de la guerrilla; mucho menos las mentiras del presidente. Retumbaron los gritos de miles de colombianos que exigen a este gobierno ilegítimo una paz sin impunidad. Voces de colombianos de todas las edades y de todos los estratos exigiendo el fin de la mesa del  escándalo. El fin de unas conversaciones de paz que no nos van a llevar a nada.

Los medios tuvieron que hacer la nota periodística; ya los colombianos no tragamos entero. Se dio un primer paso muy importante, pero hay que dar el segundo. Hoy nos dimos cuenta que si podemos; que tenemos la fuerza, las ganas y el amor a la patria para salir a defenderla. Hay que hacer mas movilizaciones, igual de organizadas a ésta (ese fue uno de los factores de tanto éxito). Hay que pellizcar a los que son solamente espectadores. Colombia es asunto de todos.



Los militares y policías colombianos que han sido abandonados por sus superiores, nos necesitan. Ustedes no logran imaginar la cara de gratitud que tenían los policías que custodiaban la marcha. Esta marcha fue la marcha de la vida. La gente fue espontáneamente. No fue amenazada por una carta de despido de la entidad en que se trabaja como ocurrió en la dichosa marcha prepago de Mockus. No aparecieron, comunistas, no aparecieron vándalos, no se destruyo la ciudad, no hubo grafitis; solo voluntad de justicia, orden y paz...Sin justicia ni orden no puede haber paz; y eso es exactamente lo que quiere Santos saltar la justicia yel orden para dar la paz a un país que quedara bajo la influencia maléfica y asesina de los terroristas de las farc.

La movilización del pueblo fortalecerá la democracia. Solo fuimos acompañados por líderes del Centro Democrático (ellos no organizaron la marcha, pero nos acompañaron) los partidos de la unidad nacional no aparecieron, estaban saboreando su plato asqueante de mermelada y los izquierdosos del polo tampoco; a ellos les importan las marchas donde pueden cometer fechorías y vandalismos.

Nos falta mucho; empezamos hasta ahora a hacer la tarea... pero empezamos bien.

Santos, su ministro de defensa: payasin Villegas y todos sus lacayos conocieron hoy la fuerza que puede tener un pueblo.

Nos quedan dos tareas (ambas por o) organizarnos y orar. Esperaremos el guiño de los organizadores y utilizaremos este blog y las redes sociales para difundir sus instrucciones y oraremos mucho al Dios del Cielo para que nos fortalezca, nos proteja y nos libre del flagelo diabólico del castrochavismo.

El pueblo se manifestó.El pueblo no cree en discursos cantinflescos de Santos Villegas o Palomino diciendo que fue mal tiempo,el asesinato de nuestros policías.

El pueblo se manifestó. El pueblo no cree en una mesa de Cuba que habla de paz, de cese unilateral y que sigue masacrando a nuestro héroes.

El pueblo se manifestó. Le dijo a nuestros héroes que sus muertes nos duelen. Que estamos con ellos.Que si sus generales los abandonaron; nosotros no.

El pueblo se manifestó. Le dijo al inquilino de la Casa de Nariño que no nos quedaremos quietos; que no dejaremos que entregue este bello país a los terroristas y a la peste asesina de Cuba y Venezuela

El pueblo se manifestó.... y lo mejor es... QUE SE SEGUIRÁ MANIFESTANDO.

¡NO MAS SANTOS! ¡NO MAS FARC!

¡No me crean tan aguacate!