sábado, 4 de julio de 2015

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, SEÑOR PRESIDENTE!

"Sí somos un estorbo por nuestra determinación de derrotar el terrorismo, que seamos un estorbo".
Álvaro Uribe Vélez.

La vida del presidente Álvaro Uribe Vélez comienza a ser presencia en mi, desde que se lanza como candidato a la presidencia en el año 2002. Antes de que Uribe apareciera en la palestra pública en el ámbito nacional; no pasaba de ser para mi uno de tantos políticos que se perdían en el firmamento.

Pero llega su campaña presidencial y muestra que su determinación, su carácter y su amor a la patria y a las fuerzas militares valían la pena ser tenidas en cuenta. Soy hijo de liberales, y así como muchos que eran liberales o conservadores por el color de un partido; las ideas, planteamientos y sobre todo los hechos de Uribe, hicieron que me convirtiera en Uribista.

Y entonces... ¿Qué es ser Uribista? Ser Uribista es primero que todo saber amar a la patria; amar a nuestras fuerzas militares y policiales; sentir su dolor, sentir su valentía. Uribe nos enseñó a muchos a destacar el valor de nuestros soldados y policías en el monte. Uribe es el único presidente que hizo trastabillar la guerrilla hasta su casi exterminio. Uribe no se va con cuentos. Bajo los gobiernos de Uribe se dieron los golpes mas exitosos y contundentes contra los bandidos de las farc.

Uribe es visceral. A Uribe se le quiere y se le respalda, como muchos de nosotros lo hacemos, ó se le odia y se le ataca como lo hacen aquellos que sin fundamento, pretenden seguir sin Dios ni ley.

Uribe desarma los grupos paramilitares  y extradita a sus cabecillas. Da de baja a bandidos  que  imaginábamos  imbatibles  como raul reyes o el mono jojoy. Se realizan estrategias  militares como  la Operación  Jaque... operaciones y actividades que resaltaban el poder y dignidad de nuestros militares y policías  y el desespero y caída de una guerrilla que por 50 años hacia y deshacía en todos los gobiernos anteriores; ya fuese por inoperancia, miedo o complacencia, 

Por eso Uribe trasciende,  por eso Uribe entusiasma, por eso Uribe no pasa desapercibid o. Porque su política de mano dura corazón grande dio resultados. Nunca, en la historia del país,  la confianza interna  y mundial en un gobierno se hizo tan latente. Se recorría por todas las carreteras de país con absoluta confianza y los países veían en Colombia  un buen país para invertir. 

Somos muchos  los que tenemos que agradecerle al presidente Uribe. Para muchos de nosotros, nunca dejará de ser "nuestro presidente". Somos muchos los que depositamos en el nuestra confianza y nuestra esperanza, porque durante su gobierno,  para decirlo simplemente  no iban ganando los malos,  no nos sentimos asustados  por el futuro que se vislumbraba, como lamentablemente sucede hoy.

No hay ahora en el escenario político ningún otro personaje que tenga tanta favorabilidad como el. Cada vez que vemos los desmanes de la guerrilla,  la complicidad  de Santos y sus secuaces (fiscal y ministros)... anhelamos y extrañamos la tranquilidad que se vivía con Uribe.

Por eso, hoy está columna es un sencillo homenaje a un gran colombiano; al Gran Colombiano,  a aquel presidente que dejando su gobierno siguió siendo presidente... Los demás al mejor estilo del bojote de Samper se convirtieron en ex presidentes que se ceban mensualmente con una pensión vitalicia. Uribe se comió el cuento de servirle al país... bien hubiese podido salir de la escena política y descansar;  nadie se lo hubiese censurado... pero no, Uribe abandona esa tranquilidad,  sacrifica su merecido  descanso familiar y sigue entregándose por el país. 

¡Gracias Presidente Uribe!

¡Feliz cumpleaños!  

Desde esta columna mi oración al Dios del Cielo  para que lo cuide lo proteja, lo ilumine y  lo bendiga.  Hay muchos que lo critican y lo atacan pero somos muchísimos más los que le respaldamos,  le seguimos y le queremos. 

¿Presidente?,  ¿Santos? No. El es una marioneta  de las farc... PRESIDENTE, nuestro Presidente Uribe  que nos enseña a ser estorbo contra aquellos que quieren entregar el país al terrorismo. 

Nadie mas actual , nadie mas firme  que nuestro Uribe, nadie como el, se ha calado en nuestros huesos,  en nuestra sangre, en nuestro sentir.

Nadie tan nuestro como Uribe. Así les duela a muchos.

¡No me crean tan aguacate!