lunes, 19 de enero de 2015

Los diez puntos de Uribe

"La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad le sigue arrastrándose."
Miguel de Cervantes Saavedra.

El gobierno anuncia con bombos y platillos que el 2 de febrero, al reiniciarse los díalogos de Cuba; estaremos mucho más cerca de finalizar la guerra que hace cincuenta años nos azota.

Se habla ya del cese bilateral del conflicto, basados en la "buena voluntad" y cumplimiento de los terroristas asesinos de las farc que no volvieron a atacar ni a civiles ni a militares ni a poblaciones. Y la gran mayoría de los colombianos está feliz con esos anuncios.

A mi me encantaría que fuera realidad, claro que si. ¿a quién de nosotros le gusta vivir en el clima de zozobra que implica el terrorismo? A ninguno. Por eso cuando el gobierno decida hacer un referendo preguntando si la gente quiere la paz, pues seguro que tendremos respuestas que lo respaldan.

Pero una vez mas... nos quedamos en la espuma... nos quedamos a la deriva. Hoy en Colombia no existe un solo colombiano que sepa que se ha acordado con las farc en los dos años largos que se tiene conversando con ellos. Es más, en el Gobierno no hay unidad de mando; viendo las salidas del presidente y sus ministros, se ve que hay muchas cosas, muchísimas que Santos no comparte con nadie.

El ambiente de incertidumbre es muy grande. Porque todavía existen temas que deben ser eliminados del contexto del diálogo.

El Presidente Uribe (siempre será nuestro Presidente) expuso ayer, en su cuenta de twitter, 10 puntos que valen la pena redifundir hoy en el blog (transcribo literalmente):

Si Santos firma con farc? 

  1. Sin cárcel para cabecillas terroristas, la "paz" autorizará nuevas violencias.
  2. Con elegibilidad política de cabecillas se entenderá premiado el delito.
  3. Sin cárcel para narcotráfico, secuestro, reclutamiento de menores, estos delitos se reproducirán.
  4. Si sigue la igualación de las FFAA con el terrorismo, no habrá manera de recuperar la seguridad.
  5. Si sigue igualación de FFAA con terroristas se manchará por siempre el noble sacrificio de soldados y policías.
  6. Sin exigir entrega de armas se incrementará la presión de los fusiles sobre los votantes.
  7. Sin exigir entrega a víctimas, de dinero de narco y secuestro, sería el mal ejemplo de lavado mundial de dinero.
  8. Con los acuerdos de manejo económico en curso pondría la economía en el suelo.
  9. Con los acuerdos de maltrato a la empresa privada afectaría seriamente el empleo de calidad
  10. Con los acuerdos de maltrato a la inversión acabaría sin recursos para los planes sociales

Diez puntos claros. El presidente Uribe no está inventando. No está rebuscando situaciones para generar caos o duda. Los diez puntos tratados se caen de su peso. No hay que ser de la oposición al Gobierno para pensar así. Por eso es que los que somos Uribistas (Centro Democrático es el nombre del partido; pero nuestra esencia es ser Uribistas porque nos identificamos plenamente con este colombiano que nos hizo amar mas la patria, las fuerzas militares y policiales y las instituciones) respaldamos las acciones y palabras del hoy Senador. Son hechos los que refuerzan su amor a la patria.

Así que no vengan los consabidos mequetrefes de siempre a criticar por que sí. Los diez puntos de Uribe constituyen una alarma muy grande. Y la no respuesta del Gobierno a estas expresiones que se hacen públicamente, hacen mas grave la situación. Cada vez el hilo frágil y delgado que nos separa de la realidad venezolana se vuelve mas débil.  Cuando llegó Chavez a Venezuela con su revolución bolivariana, la gran mayoría de los venezolanos, opositores a el, no le dieron la importancia que merecía y miren en que estado se encuentra el país que fue uno de los más ricos y prósperos del continente. Chavez en 14 años destruyó Venezuela. Santos ya lleva cuatro años, empieza su segundo ciclo de cuatro años y vamos directamente a la misma catástrofe y somos iguales a los venezolanos, indiferentes, despreocupados y confiados.

Estamos con nuestro silencio, nuestra apatía y/o nuestra complacencia dándoles alas a los cabecillas de las farc para que sean perdonados, elegibles y gobernantes. Nuestras fuerzas militares y policiales están siendo humilladas, denigradas, manoseadas con la complacencia de su generales enmermelados y miedosos y con el patrocinio de un pueblo ignorante que como ayer en el Cauca retuvieron a unos soldados porque sí. Aplaudimos con nuestro silencio la alianza pútrida de los medios de comunicación que cubren la verdad y destacan las noticias según las instrucciones de la Casa de Nariño. Aún sigo sin entender como se puede negociar y creer en asesinos como los de las farc y más cuando ellos descarada y cinicamente dicen que no tienen que pedir perdón de nada y que no van a entregar las armas.

Los diez puntos de Uribe son claros. Uribe tiene razón. Pero es que exponer estos puntos por los medios no es noticia... no es noticia que le agrade al Gobierno. Por eso se calla. Por eso, el artículo que publiqué el 30 de mayo de 2014  ¿Será que no tienen hijos? no pierde hoy vigencia.

Tan culpables del futuro del país son: Santos, las farc, los generales enmermelados y miedosos (que no dan un golpe), los periodistas que a cambio de un plato de lentejas vendieron su dignidad y su ética...como muchos de los colombianos que ven esta situación y se quedan callados,  silencio cómplice de asesinatos y barbaries.

Como cito a Cervantes en el inicio del artículo de hoy... la falsedad va volando, la verdad va arrastrándose y los colombianos le están creyendo a la falsedad solo porque llega más rapido. Me volveré repetitivo (como me criticó un mamerto en twitter) porque la situación es repetitiva. Y yo no me puedo quedar callado haciéndole un guiño de aceptación a los criminales terroristas de las farc y sus serviles socios que hoy hacen parte de este gobierno. No... yo no soy así. ¡No me crean tan aguacate!