martes, 30 de diciembre de 2014

Será el año de la esperanza




"Si piensas que estás vencido, ya lo estás; si piensas que no te atreves, no lo harás; si piensas que te gustaría ganar pero no puedes, es casi seguro que no lo lograrás."
Rudyard Kipling

2014 terminará siendo recordado como el año en que definitivamente Colombia perdió el rumbo. El país venía en un descenso vertiginoso, una caída libre al vacío pero existía la leve ilusión que los colombianos reaccionaran en las urnas para volver a recuperar la decencia, la dignidad, la honestidad y el rumbo. NO FUE ASÍ. 

La alianza de la mermelada y el terror fueron fraudulentamente ganadoras en las urnas y se aseguraron cuatro años más de un gobierno maldito que despojó a Colombia de la seguridad y tranquilidad que se veían alcanzables. El primer cuatrienio de Santos revitalizó una guerrilla moribunda y acorralada. Estructuró al Congreso (bajo la figura de la unidad nacional) en una manada de politiqueros sucios, traidores (como el presidente), clientelistas y serviles. Ese Congreso fue cómplice de todas las jugarretas sucias que salían como dardos envenenados de la diabólica mesa de Cuba. El país en los cuatro primeros años de Santos, a nivel internacional, perdió la dignidad y autonomía que esgrimía en Suramérica al ser una nación que no se dejo obnubilar ni comprar por la locura chavista que infectó al continente. Eso se perdió. Ya somos de la misma ralea nauseabunda. Hablar de Santos, Maduro, Ortega, Correa, Kirchner, Evo Morales, etc...  es hablar de diferentes miembros de una misma plaga. Plaga que mató la libertad y esperanza de Sur América y que con Álvaro Uribe se tenía lejos de los limites nacionales...AHORA SOMOS LO MISMO.

Toda esta sensación pesimista del país tenía un escollo de esperanza con las elecciones presidenciales... dónde los colombianos de bien creíamos tener una oportunidad. Nunca nos imaginamos que la infraestructura criminal y seudocomunista de Santos nos fuera a ganar las elecciones. Y no las ganó. Acomodó resultados y al igual que Maduro de una manera ilegítima y fraudulenta se hizo reelegir.

Una vez reelecto el presidente nos hizo ir sabiendo todas las barbaridades que viviremos en su segundo cuatrienio y de ahí en adelante. En el segundo semestre del 2014 vimos la verdadera cara de la guerrilla, dejaron ver estos terroristas que quienes están manejando la mesa de Cuba son ellos. Que quien está arrodillado es el gobierno. Y más que arrodillado a través de las gestiones presidenciales y de una fiscalía pestilente y cómplice se ven acciones vergonzosas e irracionales que están asegurando prebendas y beneficios a los criminales.

Pero el 13 de Diciembre se marcó un hecho que prende una ligera luz de esperanza. Unos colombianos patriotas y valientes a través de las redes sociales convocaron la marcha de PAZ SIN IMPUNIDAD. Marcha que fue un éxito. Esta vez no salieron los mismos 50 pelagatos en las ciudades principales. Esta vez salieron miles de colombianos a protestar, a decirle a Santos y a las farc que no moriremos con la cabeza agachada o con el rabo entre las piernas. Esta marcha fue el abrebocas de lo que viene en el 2015. Hemos visto y seguimos sintiendo el drama de los venezolanos y no queremos eso en nuestro país. 

Estamos solos. Los medios de comunicación están enmermelados. Personajes como Arizmendi, Vicky Davila, Daniel Coronel, Felix de Bedout, Luis Carlos Vélez y otros mostraron que su dignidad humana, su ética profesional y el amor por sus hijos y por su patria se puede vender por un plato de lentejas. 

Estamos solos. Los altos mandos militares están cubiertos de mermelada o de miedo. La simpleza del famoso General Navas cuando pidió disculpas a los indígenas del Cauca que sacaron a nuestros soldados de su territorio se reafirma con acciones como el "secuestro" del General Alzate en el Chocó para mostrar la buena voluntad de las farc al liberarlo o con frases tan degradantes como el General Lasprilla al decir que su función es garantizar que los terroristas puedan salir sanos y salvos para los diálogos en La Habana.

Estamos solos. Somos los colombianos de a pie. Los del montón. Los que valientemente (pese a las amenazas) seguimos protestando en las redes sociales: Patricia Obando, Paola Guerrero, Lorena Quintero, Angela Zuluaga, Nicolás Fergunson, Monik, Tabertica, Alicia Restrepo, El alegre bengalí, Ferna Piensa, Yoyo Aguirre, Betty hola amigos, Claudia Bustamante, Bea Naranjo, Yain Cruz, Claudia Patricia, Catalina Gartner, Argiro Castaño, Diana, Ruben Dario Correa, Lucerito de Plata, Maria E, Erica Ania, Gustavo Salazar, Martha Ordoñez, Claudia Alvaran, Mauricio Granados, Juan Tello, Jason Curtis, Karym Melo, Margarita Rosa Ortiz, Marina Ortiz, Malu, Chibchombiana, Nubia L, Neggrita, Sandra Paredes, Lina Maria Posada, Daniel Jaramillo, Sharo, Yenny Tiuso, Margarita Uribe, Maria CUC Paisita, Vicky, Patricia Veru, Lucila Poveda, Beatriz Mesa, Doralba Mesa, Elizabeth López, Elizabeth Duque, Chelo García, Camila Maz. Maria Eugenia Figueroa, Ana María Prieto, Irma Eugenia, Cecilia Ortiz, Eloisa Contreras, Marce Rodríguez, Marcela Tenorio, Milena Oliveros, Frankia Cárdenas, Lucero Estrella, YAdaly Franconeri, Ana Franco, Martha Rodríguez,Claudia Helena Gómez, Telly Jaramillo, Janeth Lizarazo, Zulma Prieto, Osvaldo Montes, Gloria Ramírez Montilla, Astrid Constanza, Luz Nelly Suárez, Monet Herrera, Carlos Trejos, Olga Lucia Ortiz, Olga Liliana Silva, Jairo Varela, Helena de Troya ..... y muchos más formamos un grupo de colombianos del común que nos duele la patria, que luchamos con nuestras líneas por ella. Por todos ellos, por su carisma, por su lealtad... estoy convencido que el 2015 será el año de la esperanza, el año en que despertemos, el año en que con acciones reales respaldemos y definamos lo que se asomó el 13 de Diciembre.

Para todos ustedes que me leyeron durante este 2014 les deseo un año 2015 lleno de bendiciones, de alegrías, de justicia, de amor a nuestras fuerzas militares y de dignidad por un país tan bello y tan único como Colombia.

Los que nos creen derrotados y que piensan que van a sembrar el comunismo y el terror en nuestro país están equivocados... ésto aún no ha empezado y cuando empiece... nuestro amor por Colombia, la firme decisión y la fuerza que nos dará Dios (porque sin El no lograremos nada) nos darán la oportunidad de vencer o de por lo menos no dejarnos amedrentar.

El 2015 será el año de la esperanza, el año en que recuperaremos la decencia. El año, en que por lo menos yo, seré aún mas Uribista.

DIOS NOS BENDIGA... DIOS NOS PROTEJA

FELIZ 2015

No estamos vencidos... "No me crean tan aguacate."