martes, 28 de octubre de 2014

¡Mijo, sea delincuente!

"Una injusticia hecha a uno es una amenaza para todos."
Montesquieu

El mensaje que se da es muy claro. ¡Mijo, sea delincuente!



La noticia que hace que escriba el artículo de hoy es la condena a treinta y cinco años de cárcel que le ha dado la justicia de este país al General Arias Cabrales.

Esta condena se produce en orden a la desaparición de cinco personas tras la toma del Palacio de Justicia. Cuando a sangre y fuego hace ya casi treinta años, el Ejercito, Policía y nuestras Fuerzas Militares lo recuperaban, después de que fuera tomado por la guerrilla del m- 19.

Un país que no respeta ni respalda a sus militares es un país que irremediablemente se hunde en el hedor de su podredumbre. Esta justicia mediocre y acomodada, y no solo ella, sino nuestros padres de la patria, buscan escarnio público. Buscan mostrar una independencia y una transparencia dictando condenas ejemplares a aquellos que sirvieron al país. Los militares como Arias Cabrales, Rito Alejo del Rio, Plazas Vega y muchos más son condenados y encarcelados. Y los exguerrilleros: petro, navarro wolf y otra manada de sinvergüenzas; gobernando .

El m-19, asesinos y delincuentes como las farc,como el eln,como cualquier tipo de guerrilla sale premiado y nuestros militares y policías que entregan sus mejores años a un país cuando no son masacrados o mutilados son condenados injustamente. La toma del Palacio de Justicia acabó con lo último decente que había en el ámbito de cortes en el país. Ahora salen unos tipos que se hacen llamar magistrados a proferir condenas absurdas. ¿Que pretendían los magistrados del Tribunal Superior de Bogotá? ¿Qué no se reaccionara? ¿Qué la guerrilla tomara el Palacio y no hacer nada? Justicia pegada con babas. Justicia que condena a un General del Ejercito a 35 años...(es que estamos hablando de un General) mientras que se hace la vista gorda con los desplazamientos de terroristas a La Habana para la dichosa mesa de paz.

Imagino la burla y la risa de los guerrilleros en Cuba, de petro, de navarro, de piedad, de cepeda. Es proporcional al dolor que sentimos aquellos que amamos y respetamos a nuestros militares.  Esta condena solo muestra que el grado de asquerosidad y de maldad está llegando a sus máximos niveles.

De otra parte a Ivan Moreno, delincuente de cuello blanco que con su hermano Samuel y los Nule se robaron miles de millones de pesos en los contratos de las obras de Transmilenio. A este tipo le dictan 14 años de condena, ya lleva tres años y medio, van a ver que le reducen la pena a la mitad por buen comportamiento y en menos de dos años saldrá a disfrutar todo el billete que se robó... porque por mas que le expropien sus cuentas y sus bienes... ¿ustedes creen que este tipo no tiene su guardado y bien guardado?

Ya se habla que a los guerrilleros se les dará bono pensional. Para usted que me lee como para mi, nos toca seguir cotizando un jurgo de años más para que nos pensionen y a estos tipos los van a pensionar ya, por matar, asesinar, secuestrar, poner minas quiebrapatas... ¡Mijo, sea delincuente!

Por eso hay que decirle a los jóvenes de hoy que no se quemen las pestañas estudiando, que no sean juiciosos en la casa. Que se vuelvan hampones desde chiquitos. ¿Qué se van a sobar la vida estudiando? Siete de cada 10 profesionales en Colombia no trabajan en las carreras que estudiaron.  Y uno de cada diez personas que salen de las universidades consigue un puesto decente en su primer año de trabajo. 

Entonces: ¡Mijo, sea delincuente! 

Vuélvase un ladrón de cuello blanco como los Moreno o un asesino terrorista y delincuente como petro, navarro, romaña, granda, etc. En el caso de convertirse en un ladrón de cuello blanco,pues va a la cárcel 7 a 8 años, no paga impuestos, lo tienen en celda especial con tv , trago y viejas. Cuando salga se va del país a vivir donde quiera con toda la plata que se robó. En el caso de ser guerrillero, primero lo llevan a pasear a Cuba, lo salvan de que lo den de baja o lo lleven preso porque para eso esta la famosa mesa, para salvar cabecillas... y cuando termine el proceso goza de privilegios como los que gozan navarro y petro...¿o es que no se ha dado cuenta, mijo, que a petro no lo pudimos sacar de la alcaldía?

Voces como la del Procurador, como la del Senador Presidente Uribe se levantan para defender la honra, la decencia y el bienestar de los colombianos; pero son opacadas por la mermelada que a diestra y siniestra reparte el gobierno con los medios de comunicación. 

El desconsuelo y la tristeza son enormes. Yo no se Usted, pero a mi me hierve la sangre de la ira por esta condena contra el General Arias Cabrales, se me sube la bilirrubina por la burla que se hace de los colombianos desde la mesa de Cuba y me asquea y me causa risa la condena a Iván Moreno. Vivimos en un país donde ser bueno y honesto no vale la pena.

Sale el presidente a decir que Romaña es un sapo que nos debemos tragar si queremos alcanzar la paz. Me imagino la cantidad de sapos que van a venir en serie. ¿Se nos olvidaron los valores? Yo no creo. ¿Será que el miedo nos amilanó? Tampoco. Esto sucede porque es mejor quedarnos callados. Porque mientras la violencia de la guerrilla no me toque directamente solo me escandalizo por uno o dos días y luego ya todo pasa. Esto sucede porque la apatía nos carcomió el alma.

Pero aquí seguiremos. Apostándole TODO a Colombia. Somos muchos los colombianos que gritamos a favor de la decencia, que respaldamos a nuestras fuerzas militares y policiales, que aplaudimos las acciones del Procurador Ordoñez, que seguimos siendo Uribistas y haremos eco de todas las acciones del Centro Democrático, que seremos enemigos de la paz que nos quiere vender este gobierno.

Somos muchos los que amamos a Colombia y sufrimos por el desmadre en que lo tiene este gobierno y esta justicia con sus cortes que dan risa.

Somos muchos los colombianos que sabemos que la decencia, la justicia y la honestidad volverán a esta patria... pueda ser que se demoren en llegar pero volverán. Somos muchos los que reprochamos, odiamos y trabajamos para que en Colombia ese ¡Mijo, sea delincuente! desaparezca y se vuelva a la decencia.

No se que pasará... ni cuanto dure esta horrible noche..pero saldremos de esta cloaca...seguro que si. 

La injusticia que se hace con el General Arias Cabrales, es una amenaza para todos. Tiene razón Montesquieu.

¡No me crean tan aguacate!