domingo, 26 de octubre de 2014

¿A quién le habla el presidente?

"La confusión está clarísima."
Albert Camus

El presidente Santos dice las siguientes palabras, el mismo día, que la opinión pública conoce que el asesino terrorista de romaña viaja a Cuba con otros cuatro pícaros mas:

"Lo que quiero decir es que ésto es una buena noticia, una buena señal, quería dar ese parte de tranquilidad. Eso lo que nos está diciendo a todos los colombianos es que vamos por muy buen camino."
Juan Manuel Santos

Como mi mente es torcida y un poco acelerada. Cuando escuche esas declaraciones de Santos, yo sentía que le hablaba en clave a sus aliados: la guerrilla, maduro y los castro. Parecía como el malandrín de las películas que le da reporte a los duros de la mafia: "es una buena noticia (...) quería dar parte de tranquilidad" y si quitamos las palabras "todos los colombianos" (aprendiendo de la revista gente y el portal las dos orillas, con el caso que hicieron con María Fernanda Cabal, sacando las palabras de contexto); el mensaje sería para asustar "Eso lo que nos está diciendo es que vamos por muy buen camino."

Cuando empezaron los diálogos con los terroristas de las farc, algunos colombianos ilusos pudieron llegar a pensar que había buena fe del gobierno para tratar de hablar con estos salvajes. Hoy no hay la menor duda que el presidente Santos está actuando de mala fe con el país; aquí no hay ingenuidad, aquí lo que existe es una terrible complicidad con el mal. Más mancillados y humillados no pueden estar nuestras fuerzas militares y policiales. Pasó con el cantante de las farc, con catatumbo y ahora con romaña... cuando los operativos los tienen sitiados y localizados; sale la orden del "frente guerrillero que opera en la Casa de Nariño" para que despejen el área porque los "angelitos" tienen que salir a La Habana. Y estas órdenes que seguramente provienen de Cuba no son consultadas por parte del presidente con el ministro de defensa. El ministro Pinzón que parece un muñeco de ventrílocuo, sin independencia y sin pantalones y mucho menos sin decisión, solo expone ante los medios su asombro por lo que pasa. Pareciera que fuera una rueda suelta en el engranaje malévolo que usa Santos al expresar que romaña y sus camaradas salen porque ya los tienen acorralados. No se nos haga raro que de un momento a otro cambien de ministro.

Yo, un tipo católico, común y corriente, casi desempleado, sin ningún nexo con algún político. Yo si afirmo, reafirmo y contrafirmo que yo si soy un enemigo de la paz. Un enemigo acérrimo. No puedo decir que yo quiero la paz. Perdónenme si les llego a molestar con mis afirmaciones. Pero la única forma que se puede hablar con los asesinos terroristas de la guerrilla (farc o eln, la misma plaga son); la única forma es echarles bala. Acabarlos a plomo. Han habido un sinnúmero de intentos de diálogo con estos sinvergüenzas y nada ha resultado. ¿Acaso olvidamos todo lo que hicieron y deshicieron estos tipos en el Caguán? La única forma de recuperar el país fue la política de "Mano dura, corazón grande" del Presidente Uribe que acabó con el eln y a las farc las tenía diezmadas. Con un enemigo disminuido, abatido y asustado se puede hablar de paz. Se les puede pedir la rendición. A eso íbamos a llegar. Pero Santos no dejó. 

Este poster que tiene un poco de humor negro y que publiqué el 23 de junio de 2013 en las redes sociales (antes de que abriera este blog) tiene una validez absoluta

Juan Manuel Santos traiciona a un país, se pasa por la faja la Constitución y a punta de labia distrae a la gente. En un encuentro con el Procurador, dice, jura y reafirma que no habrá impunidad, que no se va a entregar el país, etc, etc, etc. Su escudero Humberto De La Calle sale en una rueda de prensa a desmentir todas las acusaciones que ha hecho el Centro Democrático. Pero es que eso es lógico. Claro que van a prometer que no habrá impunidad. Claro que van a desmentir todo. ¿O es que esperamos que salga De La Calle a decir: "si las ZRC (Zonas de Reserva Campesina) van a ser refugio de malhechores" o decir "pues claro que vamos a expropiar los bienes de los colombianos" o decir "¿pues como no les vamos a dar curules a los guerrilleros?? Díganme, ¿habrá un colombiano que espera que eso vaya a decir el gobierno? No lo van a decir. No van a amenazar. Van a hacerlo. Lo he repetido un montón de veces... para ver lo que va a pasar aquí, basta ver a Venezuela. Acá va a pasar igual y peor la cosa.

Santos pide calma, que no se ataque el proceso. Y más se demora en hablar que salir timochenko a decir que se va por buen camino pero que la paz no está cerca. Sale este bandido a decir que se aisle al Uribismo del proceso de paz. Y Santos lo va a hacer. Santos no tiene otra opción. Santos recibe órdenes de Cuba a través del bandido timochenko.

Pero Santos con las palabras que cité al principio, también pudo estar hablándole a los colombianos. Al fin y al cabo, el sabe que lo que se diga o deje de decir en este país de borregos... pues es un discurso más y nada más. Acá, asombrosamente, se manda a un tipo como romaña, un tipo con mas de 150 asesinatos en su prontuario, se le premia llevándolo a La Habana, y acá la gente no dice nada. La gente no hace nada. Acá comemos callados. Porque el miedo nos volvió inútiles. Porque la responsabilidad de que alguien diga algo y proteste se la dejamos al Presidente Senador Alvaro Uribe y su grupo de valientes del Centro Democrático. Y si Uribe habla muy duro,nos dejamos contagiar por los medios y por la manada de babosos que hay y decimos es que Uribe es un enemigo de la paz. 

El presidente habla con la seguridad de dar informe de tranquilidad a sus líderes y con la seguridad de que los borregos no harán nada. El presidente hace buen uso de las palabras de Camus...la confusión está clarísima... y mientras sigamos confundidos, el tendrá vía libre para llevarnos directo al infierno.

Ahora salen los descarados de la guerrilla a decir que ellos también son víctimas. Se burlan de nosotros, de todoun pueblo y nosotros apoyando la paz, que porque amamos la paz. "No me crean tan aguacate."