jueves, 24 de julio de 2014

SILENCIO QUE MATA

"La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio."

NOS VAN A CALLAR.

Hay tres formas para callar a una persona.Y para ello me devuelvo a la edad escolar... Desde esa temprana edad se presentan estos tres métodos, alguno de ellos más certero que los otros dos, otro, mucho más usado y otro que obtenía resultados a regañadientes. Los voy a citar con frases muy coloquiales: 

¿Qué me da? y no le cuento a la profesora

Tenga chino, tome mis onces y no le diga nada a nadie nada de lo que vio.

Si le cuenta a alguien, le casco... y duro.

¿Recuerdan?


Lo que eran palabras de colegiales se convierten en palabras reales de grueso calibre en la Colombia de hoy. Estamos viviendo en Colombia la cultura del silencio. Silencio enmermelado, silencio cómplice o silencio miedoso. Es una epidemia que está cayendo a todos los colombianos; algunos aguantaremos hasta el caso más extremo, otros ya se han silenciado.  Y es queel silencio es la herramienta más importante que tiene cualquier acto tenebroso y macabro, sea de la delincuencia como tal (los terroristas asesinos de las farc) o sea de parte del gobierno "cuestionadamente" elegido; para cualquiera de ellos dos, es fundamental el silencio del pueblo. Y Colombia estuvo callada; más bien entretenida, con el Mundial de fútbol. Pero como ya se acabó. Es hora de callar al pueblo.

Los primeros que se han callado son los periodistas: los medios radiales y televisivos cayeron bajo la influencia del silencio enmermelado. Antes de las elecciones fueron lacayos dóciles a los caprichos y órdenes que se daban desde la Casa de Nariño con la asesoría externa de la Mesa de Cuba. Fueron los garantes y difusores de la campaña reeleccionista y tuvieron éxito. Hoy, al igual que antes de las elecciones, no se hace público ninguna noticia que pueda afectar la imagen "angelical" de las farc, los amigos de la paz. 

Dos noticias de las farc:

El pasado domingo, asesinaron cobardemente (como ya es común en ellos, matan a traición) a la hija de tres años de un policía en Arauca; Policiá narra la muerte de su hija tras atentado en Arauca.

Hoy en la vía Puerto Asís - Orito asesinaron a un civil que no hizo el pare en un retén donde habían detenido a tres tractomulas para que vertieran a las fuentes de agua, el petróleo que transportaban; Las farc asesinan a un ciudadano por no hacer el pare.

Son dos noticias que no se ven, (o sí se ven no se profundizan como lo merecen) a través de Caracol y RCN (no los volví a ver, por respeto propio, no veo estos canales) pero se que la noticia no trascendió en ellos. No se puede tocar la imagen de las farc en este momento crucial dónde se nos vende a los colombianos la famosa paz de Santos. La famosa paz en los últimos cuatro días trae estas dos noticias de ataque a los civiles y son noticias que se difunden a través de las redes sociales.

El otro silencio, es el silencio cómplice, el silencio que ostentan los partidos de la Unidad Nacional,   Es hacerse el de la vista gorda ante las terribles bajezas del gobierno y su alianza de muerte con las farc. Es el silencio de los congresistas tipo Roy, Bennedetti, Cepeda, Gerlein... y muchos más. Es el silencio que les hace olvidar que son representantes de un pueblo que los ha elegido. Es el silencio que se hizo con la cabeza gacha porque por pena no se puede tener en alto, cuando en plena sesión del congreso se lee una carta de las farc. Silencio que rompe el Centro Democrático y no participa de ese circo y se retira del recinto parlamentario. El silencio del Congreso asquea. Silencio cómplice que fue propiciado por un silencio enmermelado cuando se repartieron recursos del Estado para que los caciques políticos movieran sus fichas y se lograran las jugadas sucias que aseguraran una reelección presidencial. Otra faceta de ese silencio cómplice es el silencio que tienen los generales y comandantes de las fuerzas militares. Este silencio mas que asquearme me duele en el alma. Es el silencio traidor de aquellos generales que olvidan a sus soldados y policías que luchan en el monte. En vez de poner todo su ser por sus hombres les dan la espalda y se dejan manosear por las ideas que ya están llegando de la mesa de Cuba. Sigo diciendo "que falta nos hace un General Tropero como Harold Bedoya, que falta tan grande"

Y el tercer silencio, es el silencio miedoso, el silencio al que están confinando a todos los colombianos. O se callan por las buenas, o se callan por las malas. Ya sea con el miedo de la represión, por parte del gobierno: Año y medio de cárcel por comentar en internet o sea el miedo a las balas, por parte de las farc.

Por eso el título del artículo que hoy... SILENCIO QUE MATA; y por eso, la frase de Cicerón, el silencio corrompe tanto la verdad como la mentira. Por eso yo seguiré hablando; porque no permitiré que ninguno de los tres silencios me calle. Mi amor a Dios, mi amor a la patria, mi amor a los soldados  y policías me impiden quedarme callado.

Para finalizar, una cosa que me aterra...Juan Manuel Galán haciendo fuerza para la legalización de la Marihuana...Luis Carlos Galán debe estar revolcándose en la tumba. Estos delfines de dos pesos me enferman... NO ME CREAN TAN AGUACATE