martes, 29 de julio de 2014

Ninguno quiere la paz

"La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad."


Viendo de un lado toda la barbarie de atentados criminales de las farc y del eln contra la población civil, los asesinatos cometidos contra militares y policías, las voladuras de puentes, carreteras, acueductos, oleoductos, etc. Y de otro lado al presidente Santos en Panamá, en desfiles de modas, entregando casas gratis, con una fastidiosa mesa de diálogo en Cuba totalmente callada. Solo me nace una pregunta: ¿Quién quiere la paz?

La respuesta es muy clara, muy sencilla. TODOS QUEREMOS LA PAZ.

Hasta yo, catalogado como un enemigo de ella, como un guerrerista. Yo también la deseo. Así como desearía vivir en Barichara (Santander) y estar escribiendo cómodamente,  viendo el atardecer en ese pueblo tan hermoso. Así como desearía (como dicen las reinas de belleza) que no murieran mas niños de hambre y que hubiera paz en el mundo. Así como todos deseamos que el gol de Yepes lo hubieran validado. Tantas cosas que muchos deseamos....y que se van convirtiendo en  utopías. Porque es que desear o querer las cosas no es suficiente... hay que hacer cosas, hay que tomar decisiones para lograrlo.

Hay muchas cosas que queremos. Muy pocas que se alcanzan. Se que me nombrarán la madre, me dirán mala sangre, etc, pero les aseguro que la paz con los protagonistas que tenemos hoy, no se va a alcanzar. Ninguno, la quiere. Las farc y el eln desean el poder, desean adueñarse del territorio nacional. Y el presidente Santos, a estas alturas del partido, está tan despistado que no sabe que quiere. Algunas veces desea inflar más su insaciable ego; algunas otras, desea vengarse de todo lo que huela a Uribe; en otras desea aparecer en cuanto triunfo deportivo para mojar pantalla; en otras, mira detenidamente todo lo que hacen desde Cuba, Rusia y China con Maduro,como preparándose a lo que le harán a el; en otras se queda simplemente callado porque no sabe que hacer.



El país se encuentra hoy en la anarquía total. Y se juntan hechos naturales como el fenómeno del niño. las sequías con el despilfarro y la corrupción y encontramos que el país boga a la deriva. Antes de elecciones, el presidente Santos se hizo presente en cuánta región pudo (me imagino yo ofreciendo un montón de dádivas). Pero una vez ya ha salido electo... el tiempo se detuvo.  Y es un silencio tan incomodo que llega a generar pánico. El mismo silencio que había antes de que el Expresidente Uribe, hoy nuestro Senador, hizo la denuncia de la existencia de esos diálogos en Cuba.

No cabe duda. En Cuba se están negociando cosas muy turbias. Se está entregando el país a la guerrilla. La guerrilla sigue atacando, infundiendo miedo, acorralando al estado y atortolando a Santos que ni para adelante ni para atrás. Las fuerzas militares maniatadas. El soldado raso y el policía no saben que hacer porque sus generales están enmermelados o asustados. Hablando de mermelada, mi gran amigo Mauricio Granados, en su cuenta de facebook, definió lo que significa la mermelada. Es tan buena esa definición, que no le hago un resumen sino que aquí les dejo el link para que ustedes la lean: La mermelada según Mauricio Granados

Es en definitiva la mezcla de: mermelada, conformismo, el a mi que y la pasividad de los colombianos de bien...esa mezcla es la que le da la tranquilidad a Santos de seguir tan despistado como antes. De no caer en cuenta que esta siendo utilizado por la guerrilla y por Cuba y que pronto..mas pronto de lo que logramos imaginar lo sacarán del panorama.... es lo que le pasa a muchos idiotas útiles que se usan para lograr un macabro plan y cuando  este se logra, se prescinde de el.

Yo quiero la paz; pero como dice Mauricio estamos nadando en un mar de mermelada (estupidez) que nos deja alelados viendo los toros desde la barrera. Esperando que diablos van a hacer con nosotros. Que falta hace un líder que despertara a tantos colombianos de ese espíritu de aletargamiento, de modorra, de comodidad, de miedo...Repetimos en nuestras mentes la frase "esperemos a ver que pasa"... y cuando veamos que lo que pasó es tan malo y tan poderosamente malo que nos tocará  ofrendar la vida para defender la patria... nos preguntaremos ¿y cuándo fue que sucedió todo ésto? que ni nos dimos cuenta.

Aquellos que se ufanaron y se burlaron de nosotros por el triunfo de su candidato presidente y su paz.. los veré madreándose y arrepentidos como yo lo estuve hace cuatro años; cuando caigan en cuenta de la burla en la que cayeron por el engaño de una paz que ninguno de los dos protagonistas quiere.

La frase de Juan Pablo II (hoy San Juan Pablo II) es directa. Cuatro factores para la paz. Verdad, justicia, amor y libertad. Ninguna de esas existe en estos remedos de procesos de paz

Una conclusión muy importante para terminar. Santos es un mequetrefe de dos pesos. Pero más mequetrefes los colombianos. En su primer mandato, fuí de los mequetrefes que engañó a  los que votamos por él, creyendo que seguiría la política de seguridad ciudadana del Presidente Uribe. Y en este segundo mandato fueron los mequetrefes que le creyeron su dichosa paz...

Santos, rey mequetrefe en país de mequetrefes que supo engañar... NO ME CREAN TAN AGUACATE.