martes, 3 de junio de 2014

¿Hasta cuándo les durará?

"Negar un hecho es  lo más fácil del mundo. Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho."

El Tiempo, El Espectador, Caracol Radio, RCN Radio destacan la noticia de la ausencia de Falcao en el Mundial. Hablan de la abdicación del Rey Juan Carlos en España. Y como una noticia de pasquín... en el borde inferior de sus páginas web hablan del cobarde asesinato del Capitán del Ejercito Nacional Gustavo Ortiz. El Capitán fue asesinado en Caquetá por los miserables guerrilleros mientras realizaba una campaña humanitaria.

Se ratifica con este hecho, la verdad que todos ya sabemos; los medios los maneja el Gobierno como se le da la real gana. La actitud del presidente que prefiere vestirse de rosado e irse a Cómbita para festejar el triunfo de Nairo, llegar al sepelio de los 32 niños incinerados en el accidente absurdo de Fundación, escribir en su twitter notas sobre el Rey de España y Falcao y que calla descaradamente ante el asesinato de este héroe muestran claramente el lodazal por el que estamos pasando. Hablar de la actitud de los medios es repetir el artículo que publiqué el 30 de Mayo de 2014.¿Será que no tienen hijos? y hablar de lo miserable que es Santos, tendría que referirlos a todos los cuarenta artículos anteriores. De este tipo yo no puedo hablar nada bueno.

Un capitán asesinado, una cifra más, una familia destrozada, unas fuerzas militares que junto a los colombianos de bien lloran esta muerte. Pero esta muerte ya se olvidó. El cuerpo del capitán estaba aun en la morgue y la gente estaba pendiente de la rueda de prensa de Pekerman. En horario triple A de las siete de la noche vende más la noticia de la selección que la de un pobre tipo que lo mataron por allá en Caquetá. Al fin y al cabo, policías y militares matan todos los días, pero que Falcao no vaya al Mundial es un noticionón.

El título del artículo de hoy es una pregunta que ayer me hacía y que llevo haciéndola hace un buen tiempo. ¿Hasta cuándo les durará la pendejada? ¿Hasta cuándo les durará la indiferencia? Es que nuestros policías y militares asesinados ya no duelen. Esa es una realidad. Si el asesinato de los niños bomba en Tumaco, no dolió; que va a doler esta muerte. Es menester entonces preguntar a todos aquellos que respaldan a Santos, aquellos que se mueren de las ganas por votar por él... ¿hasta cuándo les durará la pendejada?

Ahora si me odiarán más y me atacarán más aquellos santistas. Aquellos desubicados que hablan del proceso de paz sin fundamento y sin bases que se realiza en Cuba. Ustedes que son colombianos de a píe (como yo), están desubicados. Están siendo engañados por unos medios que solo hablan bondades de Santos y que si hablan de Zuluaga es para generar inquietud, zozobra y dudas sobre sus electores. La paz de Santos, la paz de la guerrilla de las farc,traen como carta de presentación el asesinato de este capitán, el asesinato de los niños en Tumaco, hace pocas horas en la madrugada de hoy en Saravena, Arauca, la guerrilla acaba de matar un cabo y tres patrulleros de la policía, dejando heridos a otros dos. ESA ES LA PAZ QUE SE NEGOCIA EN SU MALDITA MESA DE CUBA que ustedes defienden y que por yo atacarla me llaman fundamentalista absurdo, guerrerista, "otra vez Uriel con sus mismos apuntes en facebook  y en twitter, que hartera" y otra sarta de improperios y burlas que me hacen en público o por inbox. Prefiero que la gente me llame enemigo de la paz a bajar la cabeza y hacerme el que no es conmigo.



La paz no se va a dar en esos diálogos. La mesa de Cuba está negociando la entrega del país a los asesinos, a los terroristas. Porque eso son, y esta mañana escuchaba a César Gaviria hablando por Caracol con Arizmendi ( yo no se porque me da por escuchar a estos tipos) diciendo que cuándo Óscar Iván Zuluaga trata de terroristas a las farc, está dándole una muerte prematura a esa mesa. Según la histérica de Gaviria debemos hablar de conflicto interno, háganme el favor. Y todos los medios destacando como titular, que muchos integrantes de las fuerzas militares están respaldando a Zuluaga. Están equivocados. No son muchos. Son la inmensa mayoría. El soldado y policía que está en el monte y sus mandos inmediatos están con Zuluaga. CLARO QUE SI. 

¿Es que esperan que respalden al de la camisa rosadita que les ha dado la espalda? 

¿Quieren que las fuerzas militares respalden a aquel que los pone a un nivel más bajo que los mismos terroristas?

¿Es que acaso se les olvida dónde están Uscátegui, Plazas Vega y demás; mientras los otros están tomando ron en La Habana?

Sí algo que tuvo el presidente Uribe (para mi siempre será Presidente) fue que nos enseñó a valorar y amar a nuestras fuerzas militares. Uribe iba a los batallones, se untaba de soldado... no le "tocaba" abrazar a las madres que perdían sus hijos por las balas asesinas de la guerrilla. Madres que orgullosamente ofrendaron  a sus hijos por Colombia...no como estupidamente habla Santos "Usted regalaría a su hijo para la guerra". Y ese amor y legado de Uribe lo vive y lo manifiesta OIZ. PUES CLARO QUE LAS FUERZAS MILITARES Y LOS COLOMBIANOS DE BIEN ESTÁN CON OIZ. NO FALTABA MAS.

Por eso hoy mi artículo no es sobre OIZ, tampoco es sobre Santos, es sobre aquellos que sin sentido, por una mermelada, una casa, un internet, un tamal van a votar por Santos; por aquellos colombianos que van a ser cómplices de la canallada que planea el castrosantismo en Colombia. Nos quedan solo doce días para que hagamos caer en cuenta a la gente lo fundamental, importante y tremendamente necesario que es nuestro voto por OIZ.

Estos asesinatos duelen. Y estos asesinatos se dan en plena mesa de paz. Cuando la guerrilla no tiene aun oficialmente el poder que se les va a dar. Cuando lleguen al poder se presentarán los mismos asesinatos selectivos que ocurren en Cuba y Venezuela auspiciados por el Gobierno.

Negar un hecho, no hace que éste desaparezca; como citaba a Asimov en el inicio de este artículo. ¿Cuántos policías y soldados serán necesarios para que se les quite la indiferencia, la apatía y la pendejada a muchos?  ... NO ME CREAN TAN AGUACATE