viernes, 13 de junio de 2014

A Zuluaga lo vamos a llamar diferente.

"No es porque las cosas sean difíciles que no nos atrevemos; es porque  no nos atrevemos que las cosas se vuelven difíciles."

Una vez empezado el viaje se debe terminar. 
Una vez nos metemos en la aventura, es imposible rendirse.
Una vez jugado el todo por el todo no se puede mirar hacia atrás.

Dentro de 48 horas estaremos llamando a Óscar Iván Zuluaga de una manera diferente. Porque solo restan dos días para que los colombianos de bien podamos llamarle: 

SEÑOR PRESIDENTE

El triunfo está cerca, no lo hemos logrado, pero estamos más cerca que hace veintiún días cuando se ganó la primera vuelta.


Por eso hoy mi artículo va direccionado a romper todos esos miedos, todos esos temores, todas esas angustias y muestras de escepticismo (nunca de pesimismo) de aquellos que como yo nos hemos puesto esta camiseta; la camiseta de la honestidad, de la verdad, de la recuperación del país. Porque aunque la marrulla, la trampa, el cinismo, la traición, el manejo de los medios y la mermelada siguen rampantes... También y de una manera mucho más grande en estos veintiún días que terminaremos el próximo domingo, las ideas, los argumentos, el amor a la patria, a nuestros soldados y policías y a la fe de que recuperaremos el rumbo, no solo ha estado presente sino que también se han fortalecido y han hecho de Zuluaga la bandera de la esperanza. Es que el equipo que tenemos es un equipo donde se resalta ese amor y entrega por un pueblo que hoy se siente desesperanzado, coaccionado y con miedo. Ese equipo conformado por personas que la aman entrañablemente... patriotas que les duele la injusticia, el abandono, el despilfarro, el arrodillamiento ante los terroristas; ese equipo liderado por Zuluaga con coequipero Holmes y gregarios como Uribe, Martha Lucia Ramírez, Pacho Santos, María del Rosario Guerra, Thania Vega, Paola Holguín, José Obdulio Gaviria, María Fernanda Cabal, el Almirante Arango Bacci, entre muchos...es un equipo que llegará a la victoria.

Nada está ganado, pero es fundamental perder el miedo a la maquinaria política de Santos. Mientras que aquél que aprueba el aborto, que legitima el matrimonio gay, la legalización de la droga y la paz con impunidad está apoyado por personajes oscuros y funestos a nivel nacional e internacional. Zuluaga cuenta con el respaldo de un Dios que no permitirá que nuestro país caiga en manos de regímenes comunistoides, cuenta con el respaldo de una familia hermosa, una esposa maravillosa y unos hijos emprendedores; cuenta OIZ con miles de colombianos anónimos  (como usted y como yo) que a través de sus blogs, de sus muros de Facebook y de sus cuentas en twitter manifiestan su respaldo, amor y apoyo a aquél que quiere recuperarnos y sacarnos del lodazal fétido y denigrante que nos tiene este actual gobierno y su alianza macabra con las farc. Miles, millones de colombianos que no esperamos una dosis de mermelada sino que desinteresadamente entregamos nuestro tiempo, nuestras ideas y nuestro trabajo en pro de un hombre que representa la esperanza de lograr una Colombia justa, próspera,valiente y en paz...pero paz sin impunidad.

No no sintamos derrotados. No nos asustemos, no nos cohibamos por la sarta de mentiras que salen de la lengua traidora e infame de Santos. El mismo hecho que Santos hable tan mal del gobierno que lo catapultó a la presidencia; ese mismo hecho está siendo su condenación y su firma irrevocable al fracaso que tendrá este domingo. 

VAMOS A GANAR... SI SEÑOR... 
VAMOS A GANAR...

porque estoy convencido que  hablar persona a persona con el vecino, el amigo, el primo lejano o quien sea....pero hablar con argumentos y mostrar el plan de gobierno de OIZ es mucho  más efectivo que el pote de mermelada que recibe el cacique de turno para comprar conciencias, comprar  votos y tratar con esa misma mermelada distraer su propia atención para que no pueda captar y asquearse de si mismo por la forma que está ensuciando su conciencia. Allá ellos...

La cuenta ha llegado a su fin, mañana es el último día que tenemos para confirmar a aquellos que nos han dicho que votarán por Zuluaga; mañana es el último día en que podremos invitar a los indecisos, abstencionistas y votantes en blanco para que voten por el país de la esperanza. Mañana, lo mejor para nuestra Selección Colombia, se que también ganaremos ahí; pero mañana no nos distraigamos; aprovechemos este último momento para cumplir nuestro  3 X1. Mucha gente me escribe vía interna y me dicen que ya  van en el 60 x1 o mucho mas lejos. Mañana es nuestro último día porque el domingo ya nuestra fuerza, nuestra voz, nuestra convocatoria, el domingo todo eso se quedará limitado a nuestro único y personal voto.

Pensemos en positivo, llenemos de buena vibra y de fe todo nuestro entorno. Convenzámonos nosotros mismos que ganaremos este Domingo y con el trabajo, el  voz  a voz, la insistencia y la bendición de Dios que no nos dejará sucumbir, lleguemos este domingo a las urnas con la seguridad de que "cesó la horrible noche y que la libertad y la dignidad volverán para que Colombia sea SUBLIME como nunca debió dejar de ser.  Y ojo, a los negativos, a los mamertos, a aquellos que buscan agredirnos para hacernos perder la cordura y el rumbo; a ellos, no les pongamos cuidado... ponernos a perder el tiempo argumentando con aquellos que solo piensan en paz con impunidad... ni tarados que fuéramos... NO ME CREAN TAN AGUACATE