viernes, 11 de abril de 2014

MENTIRAS VERDADERAS

Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro...
Albert Einstein

A borde de elecciones presidenciales vivimos rodeados de Mentiras Verdaderas; recuerdan la película de Arnold Schwarzenegger y Jamie Lee Curtis. Una estructura familiar dónde el protagonista aparenta ser un común vendedor y resulta ser un peligroso agente de una agencia de seguridad de los gringos. Excelente película. Pero nos enfrentamos hoy al título de esa película en la realidad nacional.


La situación actual del país genera desasosiego, rabia y temor... mucho temor. 

A menos de tres meses de elecciones, el presidente Santos está quemando pantalla y titulares a como dé lugar... 

  • Destituyo a Petro. (No tenía otra opción). Y uno de sus escuderos, el ministro Rafael Pardo aparece como el gran salvador de la Capital.
  • Lo vimos en el barrio Restrepo de Bogotá diciendo que iba a acabar con el cartel de la corrupción de la DIAN para controlar el contrabando de zapatos en el país.
  • Apareció en Buenaventura para poner orden y acabar con la salvaje demencia de las bandas criminales y las casas de pique.
  • Condena el asesinato de policías pero no levanta la mesa de La Habana
  • Aseguró que más  o menos sabe dónde esta el criminal de timochenko; pero que no da la orden de su baja por los avances del proceso de paz.
  • Mandó demoler las casas donde el micro tráfico de drogas está carcomiendo las ciudades.


Hay muchas más situaciones donde el presidente está apareciendo y "aparentemente" tomando el control de las cosas. Y eso es bueno. No hay nada de malo en tratar de enderezar Bogotá, en querer frenar el contrabando de zapatos, en acabar el microtráfico, en tomar control de Buenaventura, en manifestar su censura contra los asesinatos de las farc... El sinsabor que queda es...¿por qué solo faltando tres meses para elecciones, se da cuenta de todo ésto? Ninguna de esas circunstancias son nuevas.

El mensaje de Santos es muy claro. Puede tener un porcentaje muy bajo en las encuestas pero se está mostrando y con los medios tan enmermelados como están... eso ayuda a convencer; eso ayuda a lograr votos. Se supone que iba a estar de candidato solo de viernes a domingo; pero todas sus acciones son campaña de reelección. La maquinaria de la mermelada está a su máxima potencia.Vargas Lleras (candidato a la Vicepresidencia), Simón Gaviria (presidente del partido Liberal), Carlos Fernando Galán (presidente de Cambio Radical), Juan Fernando Cristo (presidente del Senado) y Hernán Penagos (presidente de la Cámara) andan en gira por todo el país repartiendo mermelada, casas, tamales, bultos de cemento, tejas y demás cosas.

La participación y publicidad de los otros candidatos presidenciales no es tan sonora;no se difunde tanto. Nos estamos enfrentando a un estratega que sabe muy bien cuando y dónde dar cada paso.

Muchos, son muchos los colombianos de bien con los que he interactuado y están decididos a votar en blanco. EL VOTO EN BLANCO NO SIRVE PARA NADA.  El voto en blanco le puede dar la tranquilidad de conciencia, a quien sufraga así; que su parecer no se compagina ni comparte las ideas de todos aquellos políticos que quieren llegar a la presidencia. No se logrará mas que eso. El andamiaje político hoy del Gobierno nos asegura que el voto en blanco no pasará del 50% para anular elecciones. Eso no pasará. Estoy casi convencido que no se llegará ni a un 30%. Significa eso que 30 de cada 100 colombianos perderán su voto; y eso solo le conviene a Santos y su proceso circense de la paz.

Hace tres meses podía asegurar que Santos y su paz iban a naufragar. Hoy veo que nos enfrentamos a un monstruo mas peligroso que el famoso Krajen de Furia de Titanes, Estamos enfrentados a un títere del castrochavismo, respaldado por todo el dinero de ellos y secundado por una banda de criminales que veranean en Cuba.

Las acciones de Santos desde su posesión donde pedía aplausos y vivas por el Presidente Álvaro Uribe Velez, son una sarta de Mentiras Verdaderas... una tras otra y otra y otra. Y vendrán muchas más, por parte de un tipo que como catalogué en un artículo anterior es un marrullero y tramposo jugador de póquer.

Hay dos cosas infinitas; el Universo y la estupidez humana... pero la estupidez de los Colombianos esta rayando en lo absurdo... NO ME CREAN TAN AGUACATE