lunes, 10 de febrero de 2014

VOTAR POR EL SI.

Hay un chiste muy viejo y muy cruel.

El niño le pregunta a su padre:
- Papá, papá...¿qué es peor... la ignorancia o la indiferencia?
Y el papá contesta:
- No se mijo, ni me importa

Ignorante e indiferente.

Este chiste estamos a punto de revivirlo todos los bogotanos.

El 02 de Marzo, en 20 días, estamos citados a las urnas para votar por la revocatoria del mandato de Petro. Este truculento, mordaz y temido personaje nos ha demostrado que tiene una maquinaria social, política y de medios que le han permitido salirse con la suya. La destitución que le hizo la Procuraduría se la pasó por la galleta. Vive asuzando a sus "camaradas"...Esa plaga de indigentes, bazuqueros, habitantes del bronx, comunidad LGBT para que lo respalden. Y lo peor, es que le hacen caso.

Ellos saldrán a votar por el NO a la revocatoria. Adiestrados y presionados por su maquinaria política.Maquinaria que desarrolló y preparó ampliamente el alcalde cuando el año pasado; "espontáneamente" se fue a Ciudad Bolívar para manejar y dirigir desde allí la administración de la ciudad. Hoy vemos que no es así. Su ida allá era preparándose para todo lo que veía venir en contra suya.

Petro ha demostrado que puede ser un líder (obviamente nefasto y peligroso) pero que en cuestiones de administrar y dirigir la ciudad; ésta le ha quedado grande o a mi modo particular de ver, administrarla no está en sus planes.

Por esta razón debemos salir todos los bogotanos de bien a rescatar nuestra ciudad. A votar por el SI, SI A LA REVOCATORIA. 

El quedarnos en casa y esperar que otros voten por nosotros, traerá la misma consecuencia que trajo la elección de este tipo. Que en una ciudad con más de ocho millones de habitantes menos de setecientos mil de ellos decidieran quien los gobernara.  En esa elección perdimos el rumbo, no lo volvamos a perder.

Petro (igual que Santos) manejan una maquinaria política de miedo. Muy bien estructurada. Petro no podrá ser destituido por la sanción de la Procuraduría pero si podrá ser sacado del Palacio Lievano por la revocatoria de aquellos ciudadanos de bien (que somos muchos más) que amamos a Bogotá.

Por eso... no hagamos como el chiste... NO SE...NI ME IMPORTA... nuestra ignorancia y nuestra indiferencia ya nos han costado caro...muy caro.