domingo, 16 de febrero de 2014

¿COMPLICIDAD, IGNORANCIA o COBARDÍA?

La sangre derramada por los venezolanos nos debe dolor a todos.

El régimen castrochavista, la herencia de la locura de Chavez cayó en un ser más peligroso, más ignorante y con más poder que su antecesor.

Nicolás Maduro permitió que toda la influencia política y militar de Cuba entrase a Venezuela y tomara papeles protagónicos. Por eso Maduro está tranquilo. Lo respalda toda una "MANADA" de mandatarios suramericanos que por COMPLICIDAD, IGNORANCIA o COBARDÍA no sientan su voz de protesta contra acciones militares y civiles asesinas contra el pueblo venezolano.

Esos mandatarios, iniciando por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos deberían haber hecho su protesta formal. Pero no. Ellos callan. Les conviene callar. A esta altura de las circunstancias:

No sabemos si la comunista, fría y asesina intervención castrista hace que el silencio sea consecuencia de una complicidad que va a permitir que se siga extendiendo por el territorio latinoamericano... 

No sabemos si el silencio corresponda a la ignorancia enorme de no saber que clase de amigos son los "nuevos amigos"

No sabemos si el silencio corresponde a cobardía por saber lo peligroso que resultaron ser esas nuevas amistades.

Venezuela liderada por sus jóvenes clama justicia. Un reclamo que está siendo callado. Se callaron los medios de comunicación, se bloquean las redes sociales. Están dejando a los venezolanos de bien SOLOS Y AISLADOS.

El monstruo del Apocalipsis no resulta ser nadie más que el maldito comunismo. Y lo que hoy vemos con angustia,con rechazo y con enorme preocupación es el abrebocas de lo que pasará en Colombia. El proceso de paz que se lleva en Cuba patrocinado por los gobiernos asesinos y criminales de Cuba y Venezuela, tienen al presidente Santos como un tinterillo, una marioneta que se mueve de acuerdo a los planes maquiavélicos de esos dos gobiernos.

SOY GUERRERISTA. Estoy convencido de que el resultado que veremos después de la mesa de Cuba NO SERA BUENO. Y cuando querramos reaccionar la guerrilla de las farc estará tan poderosa, tan armada y tan respaldada y el gobierno tan arrodillado, vendido al comunismo y desarmado que veremos un derramamiento de sangre peor que el de Venezuela.

Desde aquí defino al presidente Santos como:
Cómplice de toda la maldad que se vive en Venezuela. No es posible para una persona de bien quedarse callada ante semejantes atropellos.
Ignorante, le pintaron pajaritos en el aire.Se dejó comprar y entregó el país a una manada de asesinos sinvergüenzas. (todavía me pregunto a cambio de que)
Cobarde, porque conociendo su error y las consecuencias del mismo prefiere seguir callado y no enfrentar de una vez por todas a estos delincuentes

Nos queda ORAR...y ORAR MUCHO para que Dios proteja a Venezuela. Para que el bien no ceda ante las artimañas sucias, peligrosas y devastadoras del mal. Y para que esta locura que hoy tiñe de sangre a Venezuela nos sirva de alerta para que el próximo capitulo no sea Colombia